No te desesperes, todo tiene solución


No te desesperes, todo tiene solución

Llega el problema. Esa situación incómoda en la que las cosas se salen de lo natural y no puedes estar tranquilo, porque sientes que no hay tranquilidad y algo te molesta o afecta. No sabes que hacer y tienes los nervios de punta, puede que hasta te comas las uñas,porque estás a punto de explotar…

Desesperarte no es una solución que puedas tomar, a pesar de que es una opción, pero si te paras a pensar por un momento verás que no te lleva a nada bueno. Por lo general las cosas que hacemos cuando estamos desesperados más tarde las analizamos y vemos que era mejor actuar con la cabeza fría.

No te desesperes, todo tiene solución. En esta vida absolutamente todo tiene solución y si lo entiendes de esta manera podrás encontrar la respuesta a tu problema, aunque no lo creas.

No siempre podrás actuar de la manera más correcta posible ante un problema, pero lo importantes es que guardes la calma para que puedas pensar en las posibles consecuencias que podrán traer tus acciones, sean buenas o malas.

Tarde o temprano eso que te molesta o incomoda llegará a su fin o encontrarás la manera de sobrellevarlo y aceptarlo para que no te afecte más. Es una cuestión de esperar nada más.

Cuando estás desesperado por lo general no tomas buenas decisiones porque tienes la mente nublada y actúas sin pensar porque quieres salir a como de lugar de esa situación. Es en esos momentos cuando puedes hacer o decir cosas de las que más tarde vas a arrepentirte, y en ocasiones herir a las personas que más quieres o las que tengas más cerca en ese momento.

¿Cómo guardar la calma?

Cualquier cosa que hagas siempre es producto de una decisión que has tomado de manera consiente o inconsciente. Si ya tienes la capacidad de parar todo cuando tienes un problema y puedes analizar bien las cosas, entonces vas por buen camino; sino hay que trabajar en ello.

El truco más viejo para guardar la calma es ese que dice que tienes que contar hasta 10 y respirar profundo. En esos 10 segundos puedes tomar una pausa y elegir de la manera que quieres actuar.

Puede que no logres solucionar las cosas haciendo eso, pero lograrás comprender que la paciencia es una de las cualidades más importantes que debes cultivar, ya que podría ahorrarte muchos problemas a futuro.

La paciencia en el diario vivir…

Existen muchas situaciones en la vida en las cuales es necesario aprender a guardar la calma y no desesperarse.

  • Cuando alguien te insulta, ofende
  • Cuando alguien hace algo contrario a lo que esperabas que hicieras
  • Cuando las cosas no salen como las esperabas
  • Cuando cometes un error
  • Cuando no puedes hacer algo
  • Cuando no logras comprender algo
  • etc…

Aunque dicen que es saludable sacar la rabia y la ira para no acumularla en tu subconsciente, también es cierto que nada vas a lograr si te pones a hacer caprichos, en la mayoría de los casos solo podrás empeorar las cosas actuando de esa manera.

Todo tiene una solución

La forma más efectiva de aprender a controlar tus nervios es pensando de manera positiva ante cualquier situación y comprender que todo problema en esta vida tiene una solución, la cual podrías no ver o encontrar en ese momento pero si más adelante.

Lee también:  No vivas en el pasado, hay mejores cosas por hacer ahora

Si crees que la muerte es lo único que no tiene solución, debes saber que para ello existe la resignación, hacer las pases con ella. Luego todos los problemas parecen más pequeños de lo que son.

Si tienes un problema o una situación incómoda lo mejor es guardar la calma y después debes pensar si es mejor enfrentarlos o simplemente decidir irte a otra parte, porque aveces es mejor tener paz que tener la razón.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.