¿A quién vas a extrañar mañana?


¿A quién vas a extrañar mañana?

Sientes que algo te falta. Los días parece que ya no fueran iguales. Extrañar a alguien significa pensar que estás bien cuando no lo estás, significa recordar una voz, un rostro, una calle, una acción, una canción que te hace cerrar los ojos, un lugar al que ya no puedes ir, un tiempo maravilloso que ya no está, una persona que se fue, algo que ahora no tienes…

Extrañar es echar de menos lo que ya no está y puede ser algo o alguien, porque la vida y el tiempo solo marchan hacia adelante y tú no puedes volver atrás; no puedes.

Las cosas que has dejado atrás han perdido su espacio en el ahora y justamente cuando algo ya no está es cuando te das cuenta que te hace falta, y solo hasta entonces cuando no se tiene algo es que uno se da cuenta que era importante.

Extrañamos a la gente que se fue sin decirnos adiós, la gente que se enojó sin razones, las personas que abandonamos algún día, las cosas que dejaron de ser importantes a simple vista y que más tarde nos dimos cuento de lo valiosas que eran, cuando ya no estaban.

Extrañamos aquello que alguna vez quisimos, aquellas personas que alguna vez estuvieron con nosotros y se fueron a otra parte o que “se nos adelantaron en el camino”, extrañamos casi siempre ese tiempo de nuestras vidas en los días de la infancia cuando lo único que nos preocupaba era no salirnos de las líneas cuando coloreábamos o los raspones en las rodillas.

Y es que la vida con los años nos llena de cosas sin sentido, de preocupaciones más que todo, cosas que nos impiden valorar realmente lo que tenemos y que nos hacen descuidarnos de las cosas especiales de la vida o de las personas importantes. Cuando te das cuenta, el tiempo ha pasado y ya no están.

Lee también:  El tiempo es el recurso más valioso que tenemos

¿A quién vas a extrañar mañana? A quién le vas acontar que alguna vez fuiste otra persona y en el fondo de tu corazón sigues viviendo en ese mundo imaginario (que sólo visitas en sueños) donde todo está bien. Pero en realidad sigue habiendo un espacio vacío, una silla vacía en la mesa, un libro viejo y roto tirado en el suelo, un camino abandonado que ahora nadie transita…

¿Se puede cambiar la historia?

Si quieres detener y cambiar esa realidad lo que debes hacer ahora es vivir el presente y disfrutar cada segundo que pase, debes disfrutar el tiempo que pasas con alguien, valorar eso que te aportan, ese tiempo de sus vidas que es algo que no tiene un precio y que no regresa.

Ocúpate de cuidar las cosas que tienes porque muchas veces no solo son personas las que perdemos sino cosas como por ejemplo de nuestro cuerpo o de nuestra salud.

Si quieres cambiar la historia deberás hacer lo posible por cuidar lo que tienes ahora, porque hay muchas cosas que si las pierdes no volverán a ser igual, tu vida no volverá a la mismajamás.

Y a pesar de todo lo que hagas y tus buenas intenciones habrán ocasiones en las que no puedas cambiar la historia. No podrás luchar contra la muerte, contra los años que pasan, contra los ciclos que terminan, contra las cosas que se deterioran, se rompen o desaparecen. No puedes mirar fijamente una nube, porque unos minutos después ya no estará.

Con el tiempo y con los años te acostumbras a ello y extrañar a alguien o a algo deja de ser una rutina diaria; pero en la memoria siempre queda ese vacío…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.