Cómo lograr tus metas


Al inicio de un nuevo año casi todas las personas también hacen un pequeño reinicio en su forma de pensar y por lo general siempre piensan en cosas que desean lograr en el resto de días que quedan en el nuevo año.

Si eres de las personas que se propone lograr tus metas pero al final no las cumple o termina abandonándolas, esta información podría servirte de mucho.

Cumplir tus metas

Bien, lo primero que debes hacer es tener claro lo que quieres lograr y también la forma en la que esperas conseguirlo.

Si no tienes claro lo que deseas lograr entonces no lograrás nada y la forma más fácil es establecer lo que quieres de una manera escrita, para que eso pueda servirte como un recordatorio de lo que debes cumplir.

Consigue una hoja de papel, una libreta, usa el bloc de notas de tu teléfono móvil o crea un archivo en el escritorio de tu computadora donde puedas tomar nota.

Una vez tienes dónde anotar el siguiente paso es pensar y pensar con el fin de saber exactamente qué es lo que quieres. Lo recomendable es que hagas esto durante la noche, ya que es el tiempo en el cual podemos concentrarnos mejor y por lo tanto sacar las mejores ideas.

Cuando elabores tus metas debes especificar exactamente qué es lo que quieres y cómo esperas lograrlo, lo mejor sería que crees una tabla o que en una línea escribas Meta y en las siguientes escribas Acciones, es decir lo que harás para lograr esa meta. Aquí puedes tomar varias líneas.

Lee también:  Cómo tener éxito en la vida

Ser específicos consiste en escribir en números lo que quieres lograr. Por ejemplo una meta no específica sería quiero bajar de peso este año. Para hacerla específica tendríamos que escribir por ejemplo quiero bajar de peso 20 libras este año.

Otro punto importante es también ser realistas en lo que nos proponemos y también proponernos cosas que están a nuestro alcance y que dependan de nosotros, así como también tener paciencia si las cosas cuestan.

En acciones debemos colocar lo que haremos para lograr las metas. Siguiendo con el ejemplo, podríamos hacer un listado de acciones, como: Comer menos grasas saturadas, caminar al menos 15 minutos cada día, no comer comida chatarra, etc.

No estaría de más también establecer un período de tiempo, si es necesario para cumplir cada una de esas acciones.

Cuando ya tengas definidas tus metas y las hayas escrito, lo siguiente que haremos será tenerlas a la vista; una buena estrategia es que las transcribas a un papel más pequeño y lo pegues en un lugar visible como por ejemplo el espejo; de esa manera tendrás un recordatorio de lo que debes cumplir.

Revisa tus metas cada noche y también evalúa si estás avanzando en el camino a lograrlas, es importante no perderlas de vista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.