Cuando alguien cree en ti puedes hacer cosas grandes


Cuando alguien cree en ti puedes hacer cosas grandes

Aquella tarde lluviosa me alistaba para ir a la escuela, cuando la lluvia se calmó un poco salí corriendo. Con el pelo un poco mojado al igual que los zapatos por las gotas de agua que aún caían me alisté para recibir las clases en el séptimo grado. Ese día había un examen de ciencias naturales, el cual elaboré sin poner mucho interés, porque no le ponía mucho interés a los estudios para ese entonces y era un estudiante como cualquier otro.

Días después la maestra llevó a la clase los resultados de dicho examen y con las papeletas en la mano dijo: “Les tengo malas noticias todos han sacado muy pero muy malas notas, a excepción de Misael que tuvo un ocho, así que quiero felicitarlo por eso”, todos me miraron y desde entonces decían que yo era el que sacaba buenas notas, el examen se volvió a repetir para todos, menos para mi.

Esa simple felicitación que recibí en público de aquella maestra me motivó bastante para obtener de ahí en adelante muy buenos resultados, es como si se hubiera encendido una chispa dentro de mi.

En años posteriores siempre de estudios de educación superior, un maestro como siempre sacaba muy buenas notas me eligió para impartir un curso de internet básico a maestros de escuelas, “Vos podés Misael, así que te escogimos para que nos ayudés a capacitar a esta gente. Confío en vos”, me dijo. Esas palabra me ayudaron a empezar a adquirir una nueva habilidad y es la de hablar en público con soltura.

Mi primer trabajo fue en una escuela de computación, ingresé como un instructor informático, pero unos meses después me ascendieron a director, pese a no tener mucha experiencia laboral y a pesar que había otra gente que llevaba más tiempo laborando ahí. “Don Misael, lo hemos elegido a usted como director de este centro de estudios por la iniciativa que ha mostrado para realizar su trabajo”, me dijo el supervisor, el mejor jefe que he tenido y un muy buen amigo.

La gente que cree en ti

Siempre hay muchas anécdotas que contar, pero el objetivo de escribir estas historias personales es para hacerte ver que a lo largo de nuestra vida siempre hay personas que creen en nosotros.

Esa es la gente que se merece tiempo, a la cual debes apreciar con mucho cariño, porque esa es la gente que te motiva a salir adelante y te levanta el ánimo cuando piensas que has caído.

A esa gente debes valorar porque te demuestra que tienes la capacidad de salir adelante a pesar de todo y te ayudan siempre a ser una mejor persona.

Cuando te encuentras con esta gente es como si te encendieran una chispa en tu interior que te hace lograr cosas grandes. No la dejes escapar porque valen mucho.

Cree en tus hijos

No hay nada que motive más que tus padres te digan que puedes lograr algo. Son las personas que más aprecias y son ellos quienes nos educan siempre de la mejor manera.

Si tus padres nunca te dijeron eso recuerda que siempre puedes romper el ciclo y decirles a tus hijos que son personas increíbles, que valen mucho y que tienen la capacidad de lograr casi cualquier cosa que se propongan.

Cuando hagan la tarea no los regañes, explícales mejor lo que está bien o no está bien, podemos criar hijos excelentes si tan solo los animamos a pensar que ellos pueden lograrlo.

Cree y motivar a los demás

A diario también convivimos con muchas personas: Familiares, amigos, compañeros, personas que conocemos y que muchas veces necesitan palabras de aliento porque tienen problemas, a esa gente puedes ayudar para hacer sentir mejor.

Lee también:  ¿Por qué le tenemos miedo al éxito?

No se trata de ver qué ganas al hacer eso, recuerda que cada quien cosecha lo que siembra y si motivas a otras personas a ser mejores eso te será devuelto en forma de bendiciones.

Tus palabras son importantes para quienes las necesitan. Una persona que hayas ayudado con un consejo o palabras de ánimo cuando más lo necesitaba jamás lo olvidará. Es algo que el tiempo no borra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.