Por qué dejar de buscar la perfección


Por qué dejar de buscar la perfección

La perfección es eso que te mantiene pendiente de hacer que las cosas no tengan ni un tan solo defecto, ni un tan solo error. Está bien cuando nos concentramos en ello un momento, pero cuando esto se convierte en una obsesión, entonces dejas de vivir tu vida realmente y te pierdes de muchas cosas que suceden.

Buscar hacer las cosas de manera perfecta es algo que siempre queremos porque en cada acción o cada cosa que intentemos buscamos obtener las menores pérdidas o consecuencias negativas posibles. Por ello nos detenemos a buscar las cosas perfectas.

Sin embargo, cuando buscas la perfección te detienes y te impide seguir con el curso normal de la vida, que en sí misma no es para nada perfecta. Cuando quieres que algo no tenga ningún defecto entonces te pasas mucho tiempo revisando, pensando, buscando, corrigiendo, intentando…

Dejar de buscar la perfección te ayudará a ser una persona más productiva, ya que ese tiempo que dedicas a esperar que las cosas sean perfectas podrías ocuparlo en desarrollar y ver qué es lo que después puedes mejorar, así mismo también puedes desarrollar otros proyectos, otras cosas que te ayudarían a crecer más.

Y así buscamos a la pareja perfecta, el trabajo perfecto, la casa perfecta, la vida perfecta, el blog perfecto… pero nada de eso existe en realidad.

No busques cosas o personas perfectas, trata de ver y entender que cada cosa y cada persona es única; que en el caso de las cosas que dependen directamente podemos cambiarlas, pero en el caso de las personas no podemos hacer nada, porque solo depende de ellos transformarse.

Lo perfecto muchas veces es lo contrario de ser feliz; esas personas que ves a tu alrededor que crees que tienen una vida perfecta, en realidad siempre tienen preocupaciones o problemas, por lo cual es imposible tener una vida perfecta, más allá de lo que aparenten…

Si dejas de buscar la perfección podrás darte cuenta que de lo importante que es el tiempo aquí, de valorar cada segundo que pasa, porque la vida se trata de ir corrigiendo en el camino y no de esperar o buscar lo perfecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *