Una nueva oportunidad de hacer mejor las cosas


Un nuevo año empieza y con él también se viene un optimismo que nos rodea a las personas en estas fechas. De hecho muchas personas nos proponemos metas que cumplir en el año en curso, porque también nos motiva el hecho de dejar atrás muchas cosas viejas y empezar algo nuevo.

Este tiempo también es una nueva oportunidad de hacer mejor las cosas, de enmendar errores o terminar aquello que dejamos a medias algún día, porque a decir verdad la vida es corta y no nos podemos detener mucho a pensar las cosas porque el tiempo pasa más rápido de lo que pensamos.

Siempre habrá una mejor manera de hacer las cosas, a veces no eres tú quien podrá verlo sino los demás y en eso te pueden ayudar a mejorar.

Una nueva oportunidad de hacer mejor las cosas
Cualquier cosa que te propongas podrás lograrla si tan solo empiezas y te mantienes en el camino correcto.

Por ello entonces es bueno siempre tener una lista de cosas materiales y espirituales que lograr este año, ya que como bien dicen quien no sabe hacia dónde se dirige no llegará a ninguna parte. Y realmente así es…

¿Cómo lograr tus metas?

En primer lugar debes escribirlas, pues porque la memoria siempre nos falla. Lo más práctico es hacer una lista de tus metas y ponerla en pequeño papel en un lugar donde permanezca visible todo el año, como por ejemplo en tu lugar de trabajo.

No requiere de mucho tiempo hacer esto y es realmente muy productivo porque cada día del año nos recordaremos de lo que tenemos que lograr y en lo posible haremos algo por alcanzarlo.

Lee también:  Comenzar por algo...

Ya que suele suceder que nos proponemos metas y al principio del año empezamos con todo, pero pasado el primer mes del año se nos olvida lo que teníamos que hacer o alcanzar y lo recordamos de nuevo a fin de año.

En mi caso mi lista de metas empieza por hacer lo necesario para aumentar en al menos un 50% las visitas de mis blogs y así mismo aumentar también en un 50% las ganancias obtenidas, todo con respecto al año pasado. Lo tengo muy claro.

Por esto también es necesario especificar las metas con números, para que el camino a seguir para alcanzarlas sea más claro. No es lo mismo decir este año voy a ahorrar dinero; que decir, este año voy a ahorrar $100 cada mes.

De igual manera también es importante proponerse metas realistas, orientadas a cosas que de verdad puedas lograr, ya que de lo contrario a fin de año te sentirás frustrado de no haberlas logrado, porque eran realmente inalcanzables.

Ir paso a paso

Otra de las recomendaciones es también reconocer el hecho de que muchas cosas no las puedes lograr de la noche a la mañana. Casi todo lo que nos proponemos requiere de tiempo y paciencia lograrlo.

Cuando empiezas un blog no empezarás ganando visitas o dinero desde el día 1, sino que pueden pasar meses o año para lograrlo, pero solo si te mantienes de pie podrás realizarlo.

Ir paso a paso significa que tus metas siempre son generales o grandes, pero ellas se pueden dividir en pequeñas acciones que te ayuden a alcanzarlas.

Si mi meta es este año aumentar en un 50% las visitas de mi blog (objetivo general) entonces debería de pensar en pequeñas acciones (objetivos específicos) que me ayuden a lograrlo. Algunas de esas acciones serían por ejemplo:

  • Publicar contenido que sea de interés para los lectores
  • Compartir los post en redes sociales
  • Buscar enlaces para que el blog pueda ganar más autoridad
  • Revisar la optimización del blog para que los buscadores puedan posicionarlo mejor
  • Trabajar mejor las palabras claves
  • Entre otras cosas.
Lee también:  Cuando alguien cree en ti puedes hacer cosas grandes

A veces lo que haces hoy pueda que no rinda sus frutos mañana sino en un día futuro. Recuerda el cuento del bambú japonés, que hoy plantan las semillas y durante los primeros siete años no sucede nada aparentemente, pero al séptimo año la planta empieza a nacer y en cuestión de unos días puede llegar a crecer hasta 30 metros.

Así que no te rindas.

Seguir adelante a pesar de todo…

El 2017 fue un buen año para mi, espero que lo haya sido también para ti, pero recuerda que no debemos vivir de triunfos pasados y que en un año nuevo es posible superar lo que hemos logrado en el año anterior, porque tenemos más experiencia en hacer las cosas, porque tenemos una nueva oportunidad de hacerlas mejor.

Atrás dejamos los rencores, los errores cometidos, las malas decisiones; hoy es tiempo de empezar de nuevo, de seguir haciendo las cosas que mejor sabemos y sobre todo es tiempo de seguir adelante sin detenerse.

Te deseo un año lleno de mucho optimismo y muchas bendiciones; espero puedas lograr tus metas y tus sueños se hagan realidad; que tengas muchos retos que superar porque solo así nos hacemos más fuertes.

Nos leemos en la próxima entrada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.