No te amargues el día con las personas tóxicas


Tratar con personas tóxicas

Hay días que vas por la calle y la gente te mira de mala manera aunque no les hayas hecho nada, incluso en tu propia casa puede que tu familia sea igual que hayan amanecido mal de salud o que hayan tenido un mal día en el trabajo y eso les influya indirectamente para que te traten de mala manera.

Todos estamos expuestos a cruzarnos con gente así, gente a la que quizás le vaya mal en la vida o en lo que hace y basta con que les mires o les digas una sola palabra para que luego te vengan a maldecir aunque no les hayas hecho nada.

Mi mamá suele decir que aveces la gente “está enojada con alguien y que luego va a reventar con alguien más”, eso es como que alguien pagara por los platos rotos que no ha quebrado.

Estas son conocidas como personas tóxicas, a las cuales incluso les agrada creer siempre en la negatividad y que todo va mal, por eso irradian a su al rededor o donde quiera que vayan un aura de pesimismo que no les permite avanzar.

No les hagas caso

Sabes qué? No les hagas caso. Por muy malas palabra que te expresen debes reconocer que el problema está en esa otra persona y no en ti. Recuerda también que si te para a lanzarle piedras a un perro que te ladra lo más probable es que no te deje en paz y hasta te siga. Pero si solo pasas de lado y lo ignoras eso se quedará hasta ahí.

Hazte un favor y no te amargues el día, no te mereces pasar un día triste o difícil solo porque alguien te ha tratado mal. Acostúmbrate a ello y sigue adelante, sigue en el camino de tus metas personales.

Lee también:  5 Cosas de las que se arrepiente la gente antes de morir

Si son tus familiares igual se aplica el consejo de no hacerles caso. Espera a que la situación se tranquilice, muchas veces estas personas terminan reaccionando y más tarde te buscarán.

Cómo tratar a las personas tóxicas

Realmente no existe un manual específico porque cada situación y cada persona es distinta, así que vale leer estos consejos.

Una persona tóxica siempre creerá que tiene la razón y siempre te hechará la culpa de todo, porque cree que es una victima.

En otras ocasiones estas personas también acostumbran a criticarte y por muy bien  que hagas las cosas nunca quedarás bien con ellas, así que lo mejor es reconocer que no eres monedita de otro para caerle bien a todos y que si has dado tu mejor esfuerzo eso es suficiente.

Tampoco soportarán que otros tengan éxito y la envidia les acompañará por siempre, lo mejor es evitar esta clase de personas y hacerles ver que no podremos establecer una amistad con esa actitud.

Raras veces cambian su forma de ser estas personas, tampoco te aventures a querer cambiarlas porque difícilmente lo vas a lograr, solo puedes comprender la situación y apartarte de ahí.

Evitar a estas personas siempre es lo mejor. Si no puedes evitarlas entonces lo mejor es no responder a sus provocaciones, no te amargues el día por favor, no le tires más leña al fuego.

No te amargues el día, por favor; la vida es un regalo maravilloso, hay que vivirla en paz.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.