Te cuento cómo me organizo para trabajar desde casa


Hola estimado lector o lectora, el día de hoy traigo un artículo que seguramente servirá a muchas personas que han decido trabajar desde casa, ya sea en El Salvador o desde cualquier parte del mundo, ya que esto es el futuro en el ámbito laboral, así que debemos sacarle el máximo provecho.

En realidad este post nace de una sugerencia que me hiciera un lector en la entrada que escribí un tiempo atrás llamada Ventajas y desventajas de trabajar desde casa, donde trataba el tema de una manera general, dando a conocer las cosas positivas y las negativas a las que te enfrentas cuando te decides trabajar de esta manera y ser tu propio jefe.

Sé que no soy el único y que esto puede servir a muchas personas que también se dedican a ello, así que por ello me he animado a contarte la manera de cómo trabajo y darte algunos consejos.

Si hay dos palabras que son importantes aquí, esas son organización y productividad. Si no te las tomas en serio, decidir trabajar desde casa será tan solo una pérdida de tiempo, porque no vas a lograr nada.

Pero bueno, la idea es contarte mi experiencia. Así que voy a ello.

Mi semana de trabajo

En mi caso tengo familia, vivo con mi mujer y soy padre de un niño de un año y medio, así que comprenderás que no es lo mismo como cuando uno está soltero y tiene un poco más de tiempo y libertad para dedicarse a esto.

Sin embargo tu familia también puede ser una razón para que te motives a lograr tus metas para darles lo que necesitan. Las responsabilidades familiares te hacen volverte una persona más productiva.

Mi semana comienza los domingos por la noche, hago una planificación de lo que haré en toda la semana, pero no me limito a ello, porque en el día a día salen más cosas por hacer y que hay que incluirlas. Para hacer esto basta con una o dos horas.

Mañana

De lunes a viernes, me levanto entre las siete y las ocho de la mañana. Luego que ayudo a servirle el desayuno a mi hijo tomo el mío, en realidad es un café con leche y pan. Y mientras desayuno comienzo a revisar todas las tareas pendientes del día, las notificaciones de redes sociales, los correos electrónicos, los artículos pendientes por leer para informarme sobre otros blogs, proyectos personales que actualizar o revisar, etc.

Lee también:  Si no encuentras un trabajo, créalo tú...

Lo que hago es dejar para la mañana aquellas tareas que son más pesadas o que requieren más esfuerzo y concentración, así como también las más importantes o las que ayudan a generar ingresos directamente, como los post patrocinados. Esas tareas son las primeras del día.

Normalmente trabajo unas cuatro horas en la mañana. No todos los días son tan productivos, claro, algunos hay más distracciones que otros, así como también hay días en los que hay más motivación que en otros, y eso es normal.

Tarde

Las tardes, todas, procuro no hacer nada, a menos que haya alguna emergencia o algo que deba entregar rápido como un post.

En realidad no hago nada porque las tardes las dejo como un tiempo familiar, así que son para pasarla en familia, después de todo debes dedicarles tiempo a esas personas que te quieren incondicionalmente.

En un principio tus seres queridos te van a reclamar mucho, especialmente tu pareja (si la tienes), y te dirán que si no tienes más que hacer y que pasas mucho tiempo sentado en la computadora haciendo nada, que te levantes y salgas a buscar trabajo de 8 a 5, te van a reclamar mucho, pero cuando vean tus resultados se van haciendo más flexibles y te dejan trabajar un poco más. Eso es así.

Noche

Suelo comenzar como a las ocho de la noche, cuando mi hijo ya está por dormirse o se ha dormido.

A veces, mientras trabajo en el día, él suele interrumpirme de imprevisto, le gusta ver videos infantiles en el móvil, así que se sienta conmigo y en ocasiones cuesta un poco más concentrarse, otras veces tengo que interrumpir o levantarme cuando hay alguna emergencia como cambio de pañales o de ropa, o cuando le toca bañarse también ayudo, de verdad hay muchos imprevistos y esa es una de las cosas que te quitan la productividad, pero tienes que aprende a sobrellevarlas.

Por eso la noche es el tiempo que mejor aprovecho, porque me puedo concentrar más, aquí son al rededor de unas cuatro horas más, para acostarme casi a la media noche. Ahí comprenderás por qué despierto a las ocho XD.

Lee también:  Haz publicidad, no hagas spam

Al finalizar la noche, obligatoriamente siempre me gusta revisar lo que he hecho en el día y también reviso el día siguiente para ver las actividades que debo realizar. Así termina el día.

Sábado

Los sábados los ocupo para programar publicaciones en redes sociales, escribir en este blog y en mi blog personal y realizar alguna tarea adicional, si la hubiera.

Así que, de lunes a viernes trabajo en los blogs y proyectos que administro y sábado es para redes sociales y blogs personales.

Domingo

Los domingos suelen ser libres, aunque para los emprendedores no existen días libres, sino días perdidos.

Lo ocupo para ir a la iglesia, realizar salidas familiares o visitas familiares.

El domingo por la noche vuelvo a la misma rutina de la planificación de la siguiente semana.

Consejos que puedo darte

Ahora voy a darte algunos consejos importantes que puedes tomar en cuenta y que yo utilizo y me dan muy buenos resultados.

Te cuento cómo me organizo para trabajar desde casa

Usar una agenda

Este es el consejo más importante y es lo que más me sirve. Tener una agenda en forma de libreta para que sea más cómodo voltear de una hoja a otra y en ella puedas anotar todas las cosas pendientes que tengas que hacer en el día o en la semana.

Cuando termines una tarea que anotaste debes tacharla en tu agenda, también puedes usar otros colores de bolígrafo para destacar aquellas tareas más importantes o urgentes.

Pese a que hoy en día hay aplicaciones para tomar notas o agendar tus actividades diarias, puedo decirte que nada reemplaza al escribirlas en una agenda física.

Esta agenda siempre la compro a fin de año y te puedo asegurar que son los $2 mejor invertidos de todo el año, porque me ayuda a ser más organizado los 365 días del año.

Botella con agua

Tengo también a la mano una botella con agua, eso me ahorra tiempo de estar levantándome cada vez que tenga sed. Tomar agua suficiente es importante para tu salud, te alegra el ánimo, te hidrata, te previene infecciones, etc.

Ordenar tu tiempo

Debes determinar los momentos que te son más productivos del día. Ves cómo yo he separado mañana, tarde y noche y las cosas que hago?

Lee también:  Qué es el marketing digital

Establece cuántas horas quieres trabajar y luego distribúyelas a lo largo del día. En mi caso he decido trabajar 8 horas diarias, distribuidas 4 en la mañana y 4 en la noche.

Mesa o escritorio ordenados

Debes tener tu lugar de trabajo ordenado, por muy feo o pequeño que sea tu sitio de operaciones siempre debe haber orden, para que cuando busques algo lo encuentres, de hecho es mejor no tener muchas cosas.

También debes mantenerlo limpio, igualmente debes tener una adecuada iluminación.

No distraerte en internet

Se requiere fuerza de voluntad para esto, pero no es imposible. No puedes leer otros blogs, ver videos o ver redes sociales mientras le estás diseñando ese banner a tu cliente, no puedes hacerlo mientras escribes en tu propio blog o te estás dedicando a tu proyecto. No puedes distraerte ocupándote de tu trabajo y de otras cosas que te distraigan, aparta un tiempo del día para el ocio y que sea solo para eso.

Teléfono y aplicaciones

Tu teléfono móvil también puede distraerte, pero en cambio puedes usarlo para ser más productivo. No veas las redes sociales desde el móvil cuando estás trabajando, ni el email, porque dirás que vas a verlos solo cinco minutos y pasarás más de una hora en eso. Cuando acuerdas la mañana se ha ido y no has hecho nada de lo que tenías que hacer.

Algunas aplicaciones que pueden servirte son las de tomar notas y las de controlar el tiempo de productividad como Pomodoro.

Cómo puedes organizarte

No te desilusiones ni te desanimes si al principio no tienes un guión de trabajo o un plan de trabajo semanal bien definido, normalmente esto se va acomodando con el tiempo a las propias necesidades de uno.

Así que si estás empezando debes ir detectando lo siguiente y anotarlo:

  1. Determina las horas diarias que tienes disponibles.
  2. Anota las actividades que debes realizar diaria o semanalmente.
  3. Anota en tu agenda o toma un papel donde escribas los días de la semana y las tareas que vas a realizar en cada uno de ellos.
  4. Ten a la mano eso para guiarte.
  5. Elimina las tareas que vayas realizando.

Bien, eso es todo por hoy. Si tienes dudas o deseas contarme tu experiencia de cómo te organizas aquí abajo tienes los comentarios abiertos.

Gracias por leerme ;)

2 comentarios

    1. Hola, gracias por dejar tu comentario, con respuesta a tu pregunta fíjate que no usa ninguna página ni aplicación para organizarme. Durante un tiempo estuve usando Google Keep para llevar un registro de pendientes, pero me pareció que había mucha distracción. Solo tenga una agenda física donde anoto todo y hasta la fecha me ha funcionado muy bien. Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.