Quien lucha por sus sueños no sabe de vacaciones


Quien lucha por sus sueños no sabe de vacaciones
Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, en 1998 en un garage donde empezaron a formar un imperio tecnológico.

Llega el tiempo en el que la gente se va de la oficina por unos días para desconectar de todo y se ponen a pensar dónde salir ya sea con sus familiares y amigos. En realidad están aprovechando ese tiempo libre que tienen para usarlo de la mejor manera, estando cerca de las personas que quieren. Y eso es bueno.

Sin embargo existe otro tipo de personas para las cuales la palabra vacaciones no existe o bien existe pero no lo toman como un tiempo libre, sino como una semana o días en los que deben ser más productivos.

En algunos empleos pasados que he tenido se trabajaba todos los días del año, y aunque te pagaban el doble, en realidad no existían las vacaciones, tocaba que mirar a las otras personas ser felices y poniendo sus fotos en las redes sociales diciendo que habían salido a tal o cual lugar, mientras yo trabajando.

También existen los emprendedores, los que trabajan por su propia cuenta o las personas que llevamos proyectos personales que queremos sacar adelante. Para nosotros no existen las vacaciones, de hecho se dice que quien lucha por sus sueños no sabe de vacaciones.

Cuando tienes una meta o un sueño que cumplir realmente ves todos los días del año como una oportunidad de avanzar en lo que quieres lograr o en lo que te has propuesto; cualquier día puede ser de trabajo o vacación ya que tú tienes el control de tu tiempo y puedes usarlo como quieras; pero eso si, también eres responsable de tus propios resultados.

La noche del 31 de diciembre pasado una persona que me colabora me envió un trabajo que tenía pendiente y me dijo que disculpara porque me molestaba ese día festivo y creía que a lo mejor no le iba a responder porque estaba borracho celebrando. En realidad estaba publicando unos artículos, más allá de celebrar.

Lee también:  ¿Qué es amor verdadero?

Los emprendedores no conocemos la tristeza porque nos mantenemos enfocados en mejorar cada día, hemos superado esa sensación de vacío que se siente los domingos por la tarde y también ese miedo a los lunes. Todos los días son buenos, son oportunidades.

Las vacaciones no existen aquí. Mientras muchas otras personas se divierten ahora nosotros estamos trabajando en lo que nos apasiona, estamos luchando por nuestros sueños. No es fácil, pero a largo plazo vale la pena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.