Si alguien más pudo, ¿por qué yo no?


Si alguien más pudo, ¿por qué yo no?

Vas por la vida con las manos vacías, caminas lentamente contando tus pasos y solo viendo tus pasos. De repente miras de reojo a los lados y ves a otras personas que tienen o han logrado cosas que nunca hubieras imaginado que lograrían, algunas de ellas parecen hasta imposibles y los miras no con envidia, sino con curiosidad.

Pero me refiero a las personas que han hecho o logrado cosas positivas, esas personas que se han levantado de la nada y simplemente con su paciencia y perseverancia han logrado construir imperios. Alguna gente dice que es suerte, pero yo creo que es trabajo duro.

Y es aquí donde no debes limitarte y tampoco intimidarte. Si quieres deja la admiración por un rato y luego ponte a trabajar tú, a mejorar las cosas que sean necesarias para llegar hasta donde ha llegado alguien más.

Es un camino largo y quizás nunca sientas que estés satisfecho, pero eso es lo que te hará cambiar y ser mejor cada día. Si puedes hacer las cosas que las demás personas no hacen por miedo o por pereza entonces vas por buen camino.

Casas, autos, viajes, momentos felices, tiempo libre, dinero, salud, fama. Todo, todo puedes lograrlo si tienes los pensamientos positivos y actúas de manera incansable hasta lograrlo.

Y siempre pienso… Si alguien más pudo, ¿por qué yo no? La verdad es que la respuesta dirá mucho de lo que guardes en tu mente, de los pensamientos que conviven contigo diariamente y ello son precisamente los que te ayudan a avanzar o te detienen con temores y miedos inútiles muchas veces.

No te limites

El único enemigo eres tú. A esa persona es la que debes superar cada día, pese a que los demás te sirvan como modelos. La única persona que puede detenerte o desilusionarte eres tú. Tú controlas tu mente y tus acciones. Solo tú.

Lee también:  Por qué deberías de dejar de ver las noticias

¿Por qué no vas a poder lograr lo que otros han logrado? Si tienes las mismas 24 horas al día, quizás no las mismas oportunidades, pero debes saber que esas personas alguna vez estuvieron en tu misma situación, pero lograron crecer en base a muchos sacrificios realizados. El éxito no es suerte.

Mientras tengas vida y esperanza podrás llegar hasta donde otros han llegado. Nada es imposible para el que cree, nada es difícil si pones tu alma para alcanzarlo.

Cuando comprendas eso ya no irás con las manos vacías por la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.