Te mereces algo mejor…


Te mereces algo mejor...

Cuando busqué este tema en internet la respuesta más común que encontré fue de las veces que estás con una persona y que alguien más no te quiere ver con él o ella y por eso te dicen que te mereces algo mejor (buscar a alguien más que si valga la pena); sin embargo el título de esta entrada no solo se aplica en el amor, sino también para mejorar cualquier aspecto de nuestra vida.

Si estás en una situación en la que te sientes incómodo o no te gusta es por que en el fondo sientes una inconformidad, una pequeña voz interior que te repite a cada momento que eso no es justo y que por eso te mereces algo mejor, a eso me refiero. O pueda que tengas algo (puede ser algo material) con lo cual no te sientas satisfecho y deseas cambiarlo por algo mejor.

¿Por qué no obtenemos lo que merecemos?

En realidad siempre merecemos tener lo mejor de la vida, el universo es abundante y hay para todos, pero no siempre eso se vuelve una realidad, es decir aunque deseemos algo no lo obtenemos, pero ¿por qué sucede esto?

La respuesta es bastante simple: No obtienes lo que mereces realmente porque no sientes que lo mereces (pensamientos) o no haces nada para crear esa realidad que tú quieres (acciones).

Según lo anterior nuestros pensamientos y nuestras acciones son dos cosas que nos limitan a ser conformistas muchas veces toda la vida y nos hacen estar sumidos en un mundo de tristeza, decepciones, carencias, pobreza y limitaciones que no nos dejan disfrutar de lo que realmente merecemos.

Lee también:  La importancia de pensar en el futuro

Cambia tus pensamientos

Recuerda que si una persona que conoces ha logrado algo tú también puedes. No te limites. Si sientes que mereces un trabajo mejor pagado, no limites tus pensamientos con visualizaciones negativas que te dicen que es imposible encontrarlo.

En alguna parte leía que puedes hacer un ejercicio mental sumando lo que ganas cada mes actualmente y multiplicarlo por diez. Eso es lo que mereces ganar, pero no lo ganas porque sientes que es imposible, sientes que es algo complicado de lograr y que no lo mereces porque es exagerado, así que te limitas y no actúas para lograrlo, porque crees que es poco posible que suceda.

Tus pensamientos te juegan una mala pasada y te controlan a ti si no sabes controlarlos.

Actúa para cambiar tu realidad

¿Cuántas veces te has ido a dormir pensado que tu vida debería ser diferente y has soñada con un futuro mejor? ¿Te has imaginado una vida ideal sin problemas del qué dirán, sin problemas de salud, de dinero o de amor, una vida perfecta como la quieres? Casi todos queremos eso, pero muy pocos lo logramos.

Te duermes pensando cada noche en “me merezco algo mejor”, pero a la mañana despiertas en la misma rutina de siempre, esperando que las cosas un día sean perfectas como quieres por arte de magia. Eso nunca va a pasar.

Si consideras que no tienes lo que necesitas entonces debes actuar para que esa realidad cambia. Actuar según el problema que tengas en ese momento.

Te mereces un mejor trabajo, si; piensa que puedes conseguirlo y luego has algo por conseguirlo. Esa es la clave para lograr el éxito en todo lo que te propongas. No esperar a que las cosas sucedan sino ir tras ello con tus propias acciones, para cambiar tu destino a cada momento.

Lee también:  La parábola de los talentos

No vivas quejándote de la realidad que tienes, mejor has algo por cambiarla.

Piensa en tu familia

La mejor manera de luchar por lo que quieres es pensar en tu familia y que todo lo que haces es para darles una vida mejor.

No han tenido qué comer, no les puedes sacar de paseo, no les puedes comprar las medicinas o las cosas que te piden… Piensa en todas las penas que han pasado y que esos recuerdos negativos te sirvan para darte el aliento que necesitas para luchar por lo que realmente mereces y merecen ellos.

Cuando tienes hijos luchas como puedes por darles siempre lo mejor y que no les falte nada. Nunca abandones a tu familia y siempre apóyales, poeque esllos estarán ahí incondicionalmente apoyándote a ti, así que lucha y supérate por ellos.

No te conformes con lo que tienes ahora, ve tras lo que mereces, no es fácil, debes caminar lejos ese camino de espinas, pero mañana te lo agradecerás y serás más feliz junto a los tuyos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.