Si no encuentras un trabajo, créalo tú…


Hay una frase interesante que dice “si no encuentras un camino, hazlo tú” y resulta que esto se aplica a muchas cosas de nuestra vida cada día, aún sin que nos demos cuenta y aún cuando no lo apliquemos en realidad.

En esta entrada más bien que decirte exactamente en qué trabajar cuando no encuentras trabajo quiero darte ánimos para que reflexiones sobre las oportunidades que existen y que puedes aprovechar. Comprenderás que muchas veces las limitaciones están solo en nuestra mente. Si no encuentras un trabajo, créalo tú...

En países como el nuestro donde las oportunidades laborales son escasas y muchas veces hasta imposibles de encontrar, es toda una travesía encontrar un trabajo estable donde puedas obtener ingresos para suplir al menos tus necesidades básicas o las de tu familia como la alimentación, educación, vestuario, recreación entre otras cosas.

Puede que pases meses o años y no encuentres un trabajo en el cual te sientas satisfecho, las pocas oportunidades que existen son muchas veces trabajos mal pagados o en los cuales te explotan con largos horarios de trabajo y con jefes muy mala onda.

Así te preparan

El sistema educativo actual, un poco atrasado y con métodos de enseñanza de hace siglos, enseña que debes estudiar y aprender muchas cosas para que una vez termines tu tarea de estudiante puedas salir al mundo laboral a encontrar un trabajo en el cual poner en práctica tus conocimientos adquiridos.

Y así terminas la escuela, el bachillerato, la universidad y quizás un poco más allá, para prepararte lo más que puedas, para un trabajo con el que sueñas y en el que te sientas satisfecho pero que muchas veces veces no encontrarás.

Es una desilusión realmente y la mayoría de jóvenes pasan por ello cuando se dan cuenta que las cosas afuera de la escuela son muy diferentes, así que no eres el único o la única, incluso yo también lo he vivido.

Lee también:  El trabajo y la paciencia son la clave del éxito

La búsqueda de tu primer empleo

Así inicias la búsqueda de tu primer trabajo, ese que con ilusión siempre has querido tener, pero que casi siempre te desilusiona. No es como lo soñabas y de paso te pagan un sueldo muy por debajo de lo que esperabas, el sueldo mínimo o menos, menos de eso.

Pasas mucho tiempo, días enteros, semanas o meses, gastando dinero, tiempo y vida en dejar curriculums, presentándote a entrevistas, en capacitaciones o pruebas de las que te dicen que te llamarán después si te eligen.

Y casi nunca te llaman, porque junto a ti también se han presentado otras diez personas más a probar suerte para que les den ese puesto que está disponible. No es fácil.

Y si te contratan casi siempre sentirás que no es lo que buscabas y debes seguir órdenes, haciendo cosas que no te gustan y cambiando tu tiempo por dinero, por poco dinero. O bien debes viajar lejos, al menos aquí debes buscar empleo en San Salvador,  la ciudad capital, donde hay más oportunidades.

Crea tu propio trabajo cuando no lo encuentres

Como no se trata de ser tan negativos para que nos vaya bien en la vida, debemos tomar un primer trabajo o los demás que hayas tenido hasta ahora como una forma de ganar experiencia que te permitirá comprender cómo es el mundo laboral en realidad. Luego puedes pensar en crear tu propio trabajo. Esta es una alternativa que posiblemente nunca hayas tomado en cuenta o bien ya la hayas escuchado. Si tienes mentalidad de emprendedor o emprendedora puede que se te haya ocurrido en alguna ocasión, pero tal vez no has pasado de ahí a la acción. Crear tu propio trabajo es autoemplearte tú mismo cuando no encuentras oportunidades laborales en ninguna parte o al menos no las que desearías. Eso es trabajar por tu propia cuenta. Lo sé, muchas personas le tienen miedo a esto porque es algo que requiere mucho sacrifico o complicado de manejar, pero en verdad puede ayudarte y es a largo plazo la mejor solución, aunque tu familia te diga que estás loco. Así que veamos las opciones que tenemos:

Lee también:  6 Estrategias para vender en tiempos de crisis

Crear tu trabajo offline (en el mundo real)

La primera opción que tienes es la de buscar oportunidades que te permitan obtener ingresos en tu al rededor, si ahí donde tú vives o en una zona cercana. Si observas bien te darás cuenta que siempre existen oportunidades, más bien cosas que la gente necesita comprar y que tú puedes venderle. Si, así como leíste, debes también aprender a vender, ya que ganarás el dinero mediante el intercambio, tú les darás un producto o servicio a tus clientes y ellos a cambio te darán su dinero, así que está bien adquirir algunas habilidades de ventas. Para que te hagas una idea, te cuento un caso personal. Hace ya casi una década en el lugar donde vivo habían muchas personas que necesitaban recargas electrónicas para sus teléfonos celulares y para comprarlas la gente tenía que caminar muchas cuadras o calles. Así que esa era una oportunidad de vender recargas telefónicas, la cual funcionó muy bien y me enseñó muchas cosas. Puede que falles en lo que quieras hacer, pero en realidad aprenderás muchas cosas y eso te ayudará a manejar en el futuro un negocio propio. Pensar en necesidades que la gente tenga a tu al rededor puede ayudarte a proporcionarles ese producto o servicio que necesitan. Es es la clave.

Crear tu trabajo online (en internet)

Por otra parte, cuando no encuentras trabajo también tienes la posibilidad de crear un negocio en internet o realizar servicios por los cuales te pueden pagar. A esta fecha todo el mundo tiene acceso a internet de una o de otra manera, y esa es una oportunidad que la era digital nos permite para sacarle el máximo provecho, aunque muchas personas digan que no se puede ganar dinero por internet, lo cual es totalmente falso. No tienes excusas, siempre puedes aprender. No me voy a extender mucho aquí, pero te digo que existen muchas formas de ganar dinero por internet, ya sea que te encuentres en El Salvador o en cualquier país del mundo. Si quieres conocer algunas de estas formas, revisa esta entrada que escribí hace un tiempo. Pero para darte un ejemplo te pongo el caso de este blog, lo cree hace algunos años y con él he podido ganar dinero de varias formas: Mediante la publicidad que se muestra de Adsense, vendiendo post patrocinados que hablan de un producto o servicio, encontrando clientes para ofrecerles algún servicio, entre otras. Es un esfuerzo de varios días y años, pero que si lo haces bien tarde o temprano rendirá sus frutos. Lo bueno de esto es que el tiempo que inviertes se acumula. Te lo explico: En un trabajo te pagan mientras realices lo que te ordenan, si no vas a trabajar dejan de pagarte; en cambio en un blog el trabajo que haces hoy no se pierde y puede durar muchos años, siempre y cuando tengas visitas. Pero como te comentaba antes no es la única forma de ganar dinero en internet, existen muchas otras que puedes revisar. No te limites por tu edad o falta de experiencia, el que quiere superarse de verdad siempre encuentra una manera de superar los obstáculos y hacer lo que tenga que hacer. Bueno dejo hasta aquí este artículo. Recuerda que siempre tienes la posibilidad de crear tu propio trabajo cuando salgas a buscar uno y no lo encuentres, tú decides. No cierres tu mente a nuevas oportunidades. Déjame tus comentarios por favor. Gracias por leer este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.